Espiritualidad y Reflexiones

El bello corazón de una madre y mujer sola

La soledad es esa etapa de la vida en la que muchos se deprimen y se sumergen en la tristeza, mientras que otros aprovechan para sacar la mejor versión en si mismos.

Muchas pueden ser las causas por las que en este momento te encuentres sola, pero independientemente de tu situación, Dios aparece en el momento en que menos lo esperas, porque en realidad nunca has estado sola.

Como mujeres, por naturaleza buscamos esa compañía incondicional que nos proteja, que nos hagan sentir amadas. Hemos sido diseñadas para recibir amor y de la misma manera entregarlo sin límite.

Desafortunadamente buscamos llenar vacíos con situaciones, personas o cosas, sobre todo cuando hemos pasado solas por mucho tiempo.

Dios nos habla en el silencio, en la calma y en la soledad. Por eso si estas sola en estos momentos de tu vida no te aflijas, ni te desesperes por entrar a otra relación, mejor concéntrate en trabajar en ti misma, buscar ser tu mejor versión y en oración discernir que es aquello que Dios quiere para tu vida.

Recuerda que El sabe lo que tu quieres, pero también que es aquello que más te conviene.

Madres y mujeres guerreras

Admiro mucho aquellas madres y mujeres que no se han quedado sumergidas en la soledad y que han hecho todo lo necesario para salir adelante, que han logrado valerse por si mismas.

Sé que no les ha tocado fácil, pues esa fuerza ha costado lágrimas, angustias, pero estando en el suelo se han levantado con mas fuerza porque ella sabe que todo en la vida es una decisión y hace que las cosas sucedan.

Este tipo de mujeres han utilizado a la soledad como su gran compañera, esa que precisamente le ha ayudado a crecer y a no caer en los brazos de cualquier persona.

A la mujer y mamá que ha estado mucho tiempo sola…

Sí, no se niega que llega un momento en la vida en que se vive un desespero porque pasan años o mucho tiempo en que te ha tocado luchar sola, sin embargo, no guiada por ese sentimiento, la mujer que ha madurado se guía por la razón.

Señales que tu soledad te ha hecho crecer:

  • No te impresionas con un hombre que solo te ofrezca estabilidad económica y que solo presuma sus bienes materiales, pues habrás crecido tanto que sabes cómo hacer dinero sola o acompañada.
  • Con los años te volverás mas sabia, porque el nivel de espiritualidad que has construido en soledad, te ayuda a ser una mujer totalmente nueva y que no comete los mismos errores del pasado.
  • Es consciente que el amor es una decisión y no es cuestión de emociones y sentimientos.
  • No está cerrada al amor, al contrario ahora que has tenido una decisión de cambio, Dios te permitirá saber lo que es el verdadero amor con una futura pareja, empezando de 0 y haciendo las cosas bien.
  • Sabe el tipo de personas con que debe rodearse y con las que definitivamente debe alejarse, pues todo lo que habrás logrado sabes que no lo puedes perder por culpa de malas relaciones o amistades.
  • Sabrás ser el mejor ejemplo para tus hijos a través de tus acciones, porque son la mejor enseñanza para el estilo de vida que quieres para ellos.

La mujer guerrera sabe que su felicidad no depende de nada ni de nadie

Este tipo de mujer sabe que la vida está llena de momentos felices y otros no tanto, sin embargo ninguna situación en la que se encuentre no define su estado emocional, porque aunque caiga en llanto, en desesperación, luego de llorar sabe que a su lado tiene a Dios quien es el único ser de darte Paz Interior en medio de las tormentas.

Entenderás que vale la pena luchar y alcanzar tus sueños, pero mas que eso sabrás que Dios quiere de que seas una mujer que luche por un ideal, por un propósito divino, ese para el cual has sido creada.

Estoy segura que cuando lo descubras, ese será lo único que le dará un sentido verdadero a tu existencia no importando el valle de lágrimas por el que estás pasando, siempre tu ideal y tu propósito será mas fuerte que cualquier soledad y problema en tu vida.

También puede gustarte...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *